Estilo vintage: cinco claves para decorar tu casa

estilo vintage

¿Te gustaría decorar tu casa con estilo vintage? ¡Este post te va a encantar! Te contamos cómo puedes conseguir que tu hogar se convierta en un espacio digno de salir en las mejores revistas. ¡Tus invitados no querrán irse nunca!

Para empezar, es fundamental saber que el estilo vintage se caracteriza por utilizar artículos de épocas pasadas. Por lo tanto, podemos crear diferentes espacios utilizando la inspiración de la década de los 50, 60, 70,…¡tú elijes!

Además, para obtener los muebles y elementos decorativos puedes recurrir a distintos puntos: mercados vintage, tiendas especializadas e, incluso, algún familiar que ya no quiera un artículo por anticuado.

No solo se trata de la decoración de nuestro hogar, también es una forma de darle vida de nuevo a artículos que otras personas no necesitan. Esto es crucial para reducir el impacto que generamos en el medio ambiente y fomentar el desarrollo sostenible.

¿Es genial, verdad?

Elementos clave en la decoración con estilo vintage

A continuación, vamos a presentarte algunos elementos característicos del estilo vintage, desde colores hasta formas o tejidos. Puedes tomar nota de ellos y adaptarlos a la estancia que quieres decorar. ¡Empezamos!

Gama cromática

El estilo vintage se caracteriza por utilizar una paleta de colores discretos. Por ejemplo, gris, beige, rosa claro, lila pálido,…Este tipo de decoración da pie a crear estancias elegantes y románticas siempre con un toque antiguo.

Esta gama cromática puede ser aplicable a los tejidos, a la pintura de las paredes o los diferentes muebles. Eso sí, siempre con una armonía que genere una habitación donde te sientas cómodo.

Estampados

En relación con los colores, encontramos la cuestión de los estampados. En el estilo vintage son imprescindibles. A nosotros nos gustan especialmente cuando destacamos una pared con un papel pintado que le da un toque personal a la estancia.

No obstante, puedes incluirlos en las cortinas, sofás, sillones, mantelerías, alfombras,…tú pones los límites. Pero cuidado con los excesos porque pueden cargar la habitación y generar el efecto contrario al deseado.

Materiales naturales

Con esto nos referimos a la madera, la forja o la piedra, por ejemplo. Estos son los materiales que más se utilizaban en épocas pasadas y nos devolverán a esos días. Por lo tanto, tenlos en cuenta a la hora de elegir tus muebles y complementos.

Quizás una mesa de madera con las patas de forja o combinar las sillas del comedor entre distintos tipos de maderas. ¡Imaginación al poder!

Espejos

Una máquina de escribir o una cámara de fotos antigua pueden darle el toque final a la estancia, pero los espejos son IM-PRES-CIN-DI-BLES. Además, puedes ponerlos en todas las estancias. Sí, también en la cocina. Cualquier lugar es perfecto para incluirlos en tu decoración.

También puedes combinar varios para crear una opción más personal. Por supuesto, pueden tener formas cuadradas, rectangulares, ovaladas,…

Flores

Naturales, secas o de plástico, pero no las olvides dentro de tu decoración estilo vintage. Puedes ponerlas en las mesitas de noche, en el comedor o en la mesa auxiliar. Combínalas con los colores que hayas elegido para la habitación y dale un toque final perfecto.

Consigue el equilibrio dentro de la decoración estilo vintage

Estas son algunas de las directrices que te harán conseguir un estilo vintage, no obstante, no es imprescindible que solo utilices elementos antiguos. Combinar lo viejo con lo nuevo puede ser genial para conseguir una estancia.

Lo más importante es encontrar el equilibrio y no sobrecargar los espacios, hay que tener en mente siempre lo que intentamos transmitir y su función.

Por otra parte, para conseguir los artículos vintage te aconsejamos visitar los mercados vintage. En nuestro blog puedes ver nuestro top 5 en España.

Escríbenos por Telegram