Descubre las salas de cine antiguas más bonitas del mundo. Dónde disfrutar del cine vintage: La primera película de la historia

Descubre las salas de cine antiguas más bonitas del mundo. Dónde disfrutar del cine vintage: La primera película de la historia

Para los puristas a los que nos encanta disfrutar de las cosas más sencillas en toda su esencia, ver una buena película no es un mero hecho de entretenimiento, sino más bien un acto de conexión entre el film y lo que transmite y tú; el mindfulness moderno, pero de toda la vida.

En un largo año sin las salas de cine, las ganas de disfrutar del séptimo arte están aflorando más que nunca y si hemos de volver, ¿Por qué no hacerlo acompañados de toda la magia que envolvía a las primeras salas de cine?

¿Quieres saber cuáles son las salas de cine antiguas más bonitas del mundo? Te hemos reservado una entrada para que las descubras.

  • Cine doré (Madrid)

Esta magnífica sala de proyecciones situada en el corazón de madrileño data de 1923, y es icónica por ser una construcción de estilo modernista de gran belleza que además se ha mantenido en el tiempo.

Actualmente se considera unos de los pilares del cine de autor en España y es sede actual de la Filmoteca española.

  • The Egyptian Theatre Hollywood (Los Ángeles)

La emblemática sala comenzó su construcción en1920 en la que se realizó un gran desembolso; pero su primera proyección no ocurre hasta 1922, con un Robin Hood en la primera versión para cine mudo.

Actualmente, continúa siendo la sede de American Cinematheque.

  • Electric Cinema (Londres)

Uno de los cines más antiguos de Reino Unido, data de 1910 y está construido al estilo barraco eduardiano.

Lo curioso de esta sala es que siguió activa incluso durante los ataques de los bombarderos que asolaron la isla durante La Segunda Guerra Mundial.

  • Grand Rex (París)

Hablamos de la gran joya clásica art decó. Es imposible no sentirse una estrella conforme entras en la sala, de hecho, actualmente sigue siendo un emplazamiento icónico de gala y sede de las premiers mundiales.

Su construcción se remonta entre 1931 y 1932, en el París de la ocupación Nazi, y sus proyecciones estaban reservadas en exclusiva para las huestes alemanas.   

La primera película de la historia

La primera proyección de la historia tuvo lugar en el París de 1895; tras muchos rechazos, los hermanos Lumiére consiguieron una oportunidad en el Salón Indio del Gran Café del Boulevard – un pequeño café de París – para proyectar por primera vez al público, su obra “Llegada de un tren a la estación”.

El estilo del corto era más propio de un documental y duraba sólo unos segundos; sin embargo, fue todo un éxito y además, éste causó gran impresión al espectador, que incluso llegó a salir de la proyección o abrazarse entre ellos al creer que un tren realmente se les abalanzaba encima.

La primera película de la historia como tal y pionera en su estilo, fue el film francés (1902), “Viaje a la luna” del género comedia musical, rompe con el concepto de documental de los hermanos Lumiére para contar una historia.

El primer cine del mundo

En un primer momento, las obras comenzaron a proyectarse en pequeños espacios como cafés, salas de exposición o cabarés. Sin embargo, las salas Nickelodeon fueron las primeras salas destinadas únicamente a la proyección del cine como tal. Se construyeron en 1905 en Pensilvania (Estados Unidos) ¡Y costaban tan solo 5 centavos!

¡Smile fan…! ¿Te imaginas haber estado en los primeros pasos del cine? ¿Habrías sido un auténtico pionero o te hubieras quedado sin disfrutar de la experiencia? Si te ha gustado este post dedícanos tu sonrisa más digna de un óscar y permanece atento al blog más vintage ¡Nos vemos pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escríbenos por Telegram